martes, mayo 21, 2024

Corrientes, Sanidad

Con la adquisición de equipos e insumos de última generación, la Provincia moderniza los servicios de hemoterapia

El trabajo se realiza en el marco del programa “Hemos Corrientes”, que se intensifica con la entrega de equipamiento necesario para ofrecer métodos de detección oportuna de agentes infecciosos, extracción, conservación, tipificación y compatibilidad en los servicios de distintas localidades.  

El Ministerio de Salud Pública, realizó una importante inversión para la adquisición de equipamiento, instrumental e insumos con lo que se modernizaron y optimizaron los procesos de extracción, conservación y transfusión de sangre en distintas localidades.

“Con este programa estamos transformando nuestros servicios de transfusión en bancos de sangre. Es una reconversión importante que garantiza estándares de calidad en todo el proceso y que responde a una política del gobernador Gustavo Valdés de promover el desarrollo y la modernización en todas las áreas”, expresó el director general de Administración, Francisco Fernández, y agregó: “Esta línea de acción es fuertemente acompañada desde la cartera sanitaria, a cargo del ministro Ricardo Cardozo, con programas de fortalecimiento similares a este y dirigidos a distintos sectores de la salud pública”.

El trabajo en el marco de “Hemos Corrientes” se intensificó durante el 2023 y gracias a su avance, las localidades de Ituzaingó, Bella Vista, Mercedes, Curuzú Cuatiá, Esquina y Paso de los Libres cuentan hoy con un servicio de Banco de Sangre con todo lo necesario para ofrecer métodos de detección oportuna de agentes infecciosos, extracción, conservación, tipificación y compatibilidad. 

Asimismo, las ciudades de Goya y Santo Tomé, que contaban con dicho servicio, modernizaron sus prestaciones en las diferentes etapas del proceso.

En estas localidades, la transfusión de sangre entera fue reemplazada por la transfusión de componentes sanguíneos lo que optimiza el stock al asegurar un vencimiento más prolongado. También permite una mayor eficacia transfusional, tanto en tiempo de transfusión, como en resultados clínicos.

El responsable del Banco de Sangre “Dr. Antonio José Badaraco”, del hospital “San Juan Bautista”, de Santo Tomé, Marcos Ricardo Poridijo al respecto: “Recibimos diferentes insumos y aparatología con los que antes no contábamos y eso mejoró cada uno de los eslabones de la cadena”.

Agregó que, gracias a esta inversión, se pueden realizar “como corresponde y de acuerdo a la normativa vigente, los estudios inmunohematológicos de los donantes, de los receptores, de la mujer embarazada y del recién nacido”. “Además, aumentamos el número de donantes, ahora podemos hacer colectas externas y mejoramos la seguridad transfusional, en el producto y en el proceso”, remarcó.

El contador Fernández, señaló que el objetivo es que “todos puedan acceder a un servicio de salud pública eficiente y de calidad”. “Para ello, avanzamos en acciones concretas y viables, que demandan -como en este caso- una gran inversión presupuestaria, lo que nos permite promover equidad y garantizar el goce del derecho a la salud a todos los correntinos”, puntualizó.

Equipos modernos

En el marco del Programa “Hemo Corrientes”, en cada servicio se instaló un sistema manual de tarjetas en gel (tecnología de última generación en IH), se incorporaron paneles comerciales para la detección e identificación de anticuerpos irregulares de alta sensibilidad. 

Todos los servicios incorporaron bolsas triples con sistema de seguridad para la toma de muestras, disminuyendo en un 40% la posibilidad de contaminación bacteriológica en las unidades. Se instalaron centrífugas para el correcto procesamiento de los hemocomponentes.

Se entregaron agitadores de bolsas con corte automático y agitadores de plaquetas, selladores de mesa y portátiles; freezers para la correcta conservación del plasma obtenido.

Otros insumos adquiridos son pipetas automáticas, dispensers de reactivos, estaciones de trabajo, heladeras, tubos al vacío, pipetas Pasteur, entre otros.

Optimización de Procedimientos 

Desde la puesta en marcha del programa, todas las muestras son tratadas en tubos al vacío para evitar cualquier tipo de contaminación.

La tipificación Abo (para determinar el grupo sanguíneo) se determina ahora exclusivamente en gel, tanto el grupo directo como el grupo inverso. Se utilizan reactivos que detectan mutaciones, se estudia y se transfunde en consecuencia todo el fenotipo RH lo que disminuye la posibilidad de aparición de anticuerpos irregulares.

Se realiza la detección de anticuerpos con reactivos celulares de 2 variables distintas estudiadas por biología molecular para su mayor precisión, en este campo también se suman las pruebas de compatibilidad. Estas dos prácticas en conjunto eliminan todos los riesgos transfusionales de tipo inmunológicos.

En Neonatología, se realizan los estudios con una tarjeta específicamente diseñada para ello. A todos se les realiza DAT poliespecífica y monoespecífica para IGG, con esto se pueden detectar el 100% de las anemias hemolíticas del recién nacido.

Todos los servicios incorporaron bolsas triples con sistema de seguridad para la toma de muestras, disminuyendo en un 40% la posibilidad de contaminación bacteriológica en las unidades. Se instalaron varias centrífugas para el correcto procesamiento de los hemocomponentes.

Comparte esta noticia.