jueves, octubre 21, 2021

Economía, Nacionales

El NEA registró la suba de carnes más alta del país, pero repuntó el consumo

Las cifras oficiales del Indec indican que el NEA fue la región más golpeada por el aumento de carnes, solo en enero aumentó en un 9%. Sin embargo, en Corrientes en los últimos meses hubo un leve repunte en el consumo, que llegó al 5%. Si bien la cifra no alcanza para recuperar los valores de un año atrás, el escenario de bajante histórica en el consumo per cápita y el aumento interanual de los precios sobre el 70% son buenos indicadores para el sector.

De acuerdo con el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en enero el rubro “carne y derivados” tuvo un aumento mensual de precios del 9% en la región nordeste, y acumula una inflación de casi 70% en un año. El NEA es la región del país donde más aumentó este producto de la canasta básica.

 Si bien las frutas y verduras constituyen los “alimentos”, cuyos precios más aumentaron en la región NEA en el último año (tomando como referencia enero 2020), la carne es el alimento que más se incrementó en los últimos meses y viene ganando protagonismo en materia de inflación.

Solo en enero de 2021, la carne fue lo que más aumentó en el nordeste con una variación en alza del 9,2% en los  precios respecto a diciembre. Si se analiza la inflación anual, el precio de la carne subió 70% entre enero de 2020 y enero de 2021 en el nordeste argentino.

Sin embargo, las mediciones privadas indican un aumento interanual del 76%. Esto lo informó a El Litoral Alberto Schiffo, el empresario del sector cárnico local. Schiffo advirtió que si bien  Corrientes se posiciona entre el cuarto y quinto lugar de productores y tenedores de Hacienda, queda exento de los aumentos precios.

“El incremento en los precios está vinculado con la ley de oferta y demanda. Los sustitutos de la carne, el cerdo y el pollo, también han aumentado”, señaló.

Sin embargo, respecto a los niveles de compra de las familias indicó que “en los últimos tres meses aumentó el consumo en el NEA en un 5% por sobre el resto del país”.

La cifra de un dígito si bien puede no parecer de relevancia, son buenas noticias, según explicó el empresario de la carne.

Si esta alza leve se mantiene hasta fines del verano y principios del otoño hay previsiones de que el consumo per cápita en la región llegue a los 50 kilos, actualmente se encuentra en 48 kilos, siendo un indicador de bajante histórica que se profundizó a lo largo del 2020.

El consumo de carne en 2019 alcanzó los 109,5 kilos anuales per cápita en la Argentina y cerró el año pasado con 47,5 kilos a nivel país, escenario en el que el NEA se diferencia. Schiffo precisó que se denomina bajante histórica porque “no se veía hacía al menos 60 años. Los cortes más costosos, como la nalga, el lomo, el bife ancho o el bife angosto, tuvieron una disminución en el consumo de hasta el 30% en los últimos seis meses del 2020”.

En lo que se refiere a los cortes del cuarto delantero, de precios más bajos, registraron una caída del 12%, y corresponden a aguja, paleta, pecho y falda.

El asado, en tanto, tuvo entre un 7% y un 10% de caída en la demanda durante el 2020. A diferencia de la carne vacuna, las menores subas se dieron en el pollo, que aumentó en 2020 un 57,9%, mientras el cerdo lo hizo en 59,3%. En ambos casos, más de 15 puntos por debajo de lo que subió la carne, aunque muy por encima del 35% que se espera de inflación para todo el año.

Comparte esta noticia.