martes, febrero 27, 2024

Actualidad, Internacionales, Política

¿Cómo reaccionó el mundo a la dimisión de Liz Truss?

Los periódicos de todo el mundo se centraron en la renuncia de Liz Truss.

Politiken, periodico de Dinamarca, dijo: “Tras 45 días de caos financiero, Liz Truss se rinde”.
Los italianos reaccionaron airadamente a la opinión de que en el Reino Unido, la política británica ha alcanzado niveles italianos de caos, afirmando que Westminster está en una liga propia gracias al Brexit.

La indignación se apoderó de la portada del último número de The Economist, en la que aparecía el titular “Welcome to Britaly” y una caricatura de Liz Truss vestida de Britannia aferrando una pizza en lugar de un escudo y haciendo girar espaguetis en un tenedor.

El semanario afirmaba que la inestabilidad política de Gran Bretaña, su bajo crecimiento y su reciente subordinación a los mercados de bonos, demostraban que la comparación con Italia era “ineludible”.

Algunos italianos se sintieron ofendidos por las implicaciones de la portada de The Economist.

Puede que Italia haya tenido casi 70 gobiernos desde la Segunda Guerra Mundial y que sufra una baja productividad, pero los comentaristas italianos se apresuraron a afirmar que las recientes turbulencias de Gran Bretaña pueden achacarse a una imprudencia peculiarmente británica, empezando por el Brexit.

Todo lo que ha sucedido desde entonces “no tiene parangón con Italia ni con ningún otro país”, argumentó el principal diario Corriere della Sera.

¿Quién sustituirá a Liz Truss y será el próximo primer ministro? Los principales contendientes:

El Corriere della Sera recordó que Italia es el séptimo exportador del mundo, mientras que el Reino Unido ocupa el puesto 14 tras perder en los mercados europeos por el Brexit, y el euro es visto como una moneda mucho más fiable que la libra esterlina.

Utilizar los espaguetis para retratar una economía aletargada era “el más antiguo de los estereotipos”, escribió ayer Inigo Lambertini, el embajador italiano en el Reino Unido, en una carta de queja a The Economist.

Los italianos son sensibles desde hace tiempo a las publicaciones que utilizan los espaguetis para reforzar las opiniones negativas sobre su país, y se enfadaron en 1997 cuando el periódico alemán Der Spiegel utilizó la foto de una pistola sobre un plato de pasta, para un artículo sobre la delincuencia italiana.

En 2001, cuando Silvio Berlusconi se disponía a asumir el cargo por segunda vez, The Economist afirmó que “no era apto” para dirigir Italia, lo que llevó al patriarca de Fiat, Gianni Agnelli, a replicar: “No somos una república bananera”.

Años más tarde la familia Agnelli se convirtió en el mayor accionista individual de The Economist en 2015.

Los problemas iniciales de Giorgia Meloni para formar un nuevo gobierno en Italia quedaron ayer en un segundo plano en los sitios de noticias italianos, por los tejemanejes políticos mucho mayores en el Reino Unido.

En un artículo publicado horas antes de la dimisión de Truss, el corresponsal del Corriere della Sera en Londres escribía que Jeremy Hunt “parece ser el primer ministro de facto”.

Politiken: El periódico danés destacó la brevedad del mandato de Truss.

El portavoz del presidente Putin ha declarado esta mañana que Moscú no espera ninguna “sabiduría política” del Reino Unido ni de ninguno de sus aliados occidentales.

“No podemos esperar ninguna visión o sabiduría política de nadie en Occidente ahora… especialmente de Gran Bretaña, donde el actual jefe del ejecutivo no es elegido por el pueblo”, dijo Dmitry Peskov, el portavoz del Kremlin.

Respondía así a una pregunta sobre las informaciones que apuntan a que Boris Johnson, el ex primer ministro, está pensando en volver a Downing Street.

En cuanto a Truss, Moscú dijo que Gran Bretaña “nunca había conocido a una primera ministra tan desgraciada”. Una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores escribió en Telegram: “La catastrófica ignorancia y el funeral de la Reina inmediatamente después de su audiencia con Liz Truss, serán recordados”.

La agencia estatal de noticias RIA Novosti dijo que Truss había sido obligada a abandonar el cargo tras “una avalancha de críticas a raíz de su nuevo plan de apoyo a la economía, y el temor de que para llevarlo a cabo el Gobierno aumentara la deuda nacional”.

Ilya Goncharov, periodista ruso afincado en Londres, declaró al sitio web independiente en lengua rusa Meduza, que el plan de crecimiento de Truss había “provocado la indignación de los británicos porque era mayoritariamente ventajoso para los ricos” y carecía de un análisis independiente sobre los posibles efectos económicos.

El periódico Kommersant pronosticó que Rishi Sunak sería el favorito en la contienda por el liderazgo tory, que se celebra esta semana.

Dmitry Medvedev, el ex presidente ruso, se refirió a la transmisión de vídeo del Daily Star con una cabeza de lechuga para ver si duraría más que Truss como primera ministra. “Adiós, adiós Liz Truss, felicidades a la lechuga”, tuiteó.

Alemania
La prensa alemana reaccionó inicialmente a la dimisión de Truss, con el aire de los visitantes de un zoológico que ven a un hambriento oso polar suelto en el recinto de las focas, divididos entre la preocupación, la fascinación horrorizada y el alivio por estar en el lado seguro de las barreras.

Frankfurter Allgemeine: 45 días en el cargo

“El caos en Gran Bretaña ha alcanzado la perfección”, proclamaba el periódico Frankfurter Rundschau.

Preguntada por los retos a los que se enfrenta Gran Bretaña, Annette Dittert, corresponsal en Londres de la cadena pública ARD, sólo consiguió una risa cansada. “Si seguimos con ese tema, seguiremos aquí mañana por la mañana”, respondió.

También hubo cierta frivolidad. “La lechuga ha ganado”, dijo un personaje de las redes sociales alemanas. Bild, el periódico sensacionalista más vendido del país, saludó un “terremoto británico” tras semanas de “Frus-Truss-ion” en Westminster.

Die Welt, el periódico conservador, dijo que el Brexit tenía parte de la culpa de la crisis. “La política británica ha desarrollado una fuerza centrífuga autodestructiva que debería servir como un cuento de advertencia para todos aquellos que siguen pregonando soluciones fáciles para nuestros desafíos actuales.

La verdad es que la ideología del Brexit del partido tory es hueca. Consiste en un puñado de eslóganes ingeniosos que, para desgracia de la nación británica, han perdurado durante demasiado tiempo. El espectacular fracaso de Liz Truss es el más claro ejemplo de ello”.

Die Tageszeitung, el diario de izquierdas, escribió que los conservadores eran incapaces de gobernar: “Quien gane ahora las próximas elecciones para suceder a Truss se enfrentará exactamente a los mismos problemas: un partido disfuncional en el que no hay consenso sobre las políticas adecuadas y todos los actores se odian. La única manera de avanzar ahora es formar un gobierno interino, disolver el parlamento y celebrar nuevas elecciones. La competencia en la campaña electoral: será ahora la vara de medir”.

Copyright © 2022 SalaStampa.Eu especial para DC24.News – Diana Casco Network – Corrientes, República Argentina

Comparte esta noticia.