Senadores republicanos señalan que planean absolver a Trump a pesar de la presentación visceral de los demócratas de la Cámara

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los fiscales de juicio político de la Cámara de Representantes presentaron a los senadores videos de sus colegas que huían de una turba pro-Trump, que invadió el Capitolio de Estados Unidos gritando «detengan el robo». Mostraron a los alborotadores buscando al entonces vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y rebuscando en los escritorios de los senadores en el piso de la cámara.

Algunos de los partidarios de Trump estaban vestidos con equipo táctico, armados con bridas. Otros sostuvieron banderas de Trump 2020, rompieron ventanas con postes y colocaron una horca para Pence, quien estaba constitucionalmente obligado a supervisar la certificación de las elecciones presidenciales de 2020, y la transferencia pacífica del poder a los demócratas.

Pero incluso después de presenciar la violencia mortal de primera mano y recordarla nuevamente en la escena del crimen, muchos senadores republicanos no parecieron estar más cerca el miércoles de condenar al expresidente Donald Trump por el cargo de «incitación a la insurrección».

Si bien quedaron impresionados por la presentación de los fiscales del juicio político, estos republicanos dijeron que los demócratas de la Cámara de Representantes no demostraron que las palabras de Trump llevaron a las acciones violentas. Compararon el motín del 6 de enero con las protestas de justicia racial del verano pasado y criticaron cómo se está manejando el juicio.

El senador Lindsey Graham dijo que no podía creer que «pudiéramos perder el Capitolio así», pero agregó que no cambió de opinión sobre si absolver a Trump durante el juicio.
«Creo que hay más votos para la absolución después de hoy que ayer», dijo el republicano de Carolina del Sur.

El senador Mike Braun dijo que la presentación visual de los fiscales fue «fascinante» y agregó: «Es tan difícil de asimilar ahora como lo era entonces». Pero cuando se le preguntó si había cambiado de opinión, el republicano de Indiana dijo: «Cuando uno piensa que el proceso es defectuoso en primer lugar, creo que será diferente llegar a una conclusión sobre los hechos y los méritos en sí».

Y el senador Ted Cruz dijo que un vínculo directo de Trump con el motín pro Trump estaba «sorprendentemente ausente». El republicano de Texas afirmó que «no hay un candidato político en el país», incluidos «todos y cada uno de los senadores demócratas», que no hayan usado el mismo lenguaje que Trump, quien les dijo a sus seguidores «que luchen como el infierno».

«Pasaron mucho tiempo enfocándose en los horribles actos de violencia que fueron protagonizados por los criminales, pero el lenguaje del presidente no se acerca a cumplir con el estándar legal para la incitación», dijo Cruz sobre la presentación de los fiscales.

Los comentarios son el último indicio de los grandes obstáculos que enfrentan los demócratas para obtener los 67 votos necesarios para condenar a Trump, y necesitan 17 republicanos para romper filas si los 50 demócratas votan para condenar al expresidente y luego prohibirle que vuelva a ocupar el cargo.

«Creo que, en el mejor de los casos, hay seis republicanos, probablemente cinco y tal vez seis», dijo el senador republicano Tim Scott cuando se le preguntó si el video y las imágenes cambiaron de opinión sobre condenar a Trump. Cuando se le preguntó si se considera un jurado imparcial, el republicano de Carolina del Sur dijo: «Creo que soy tan imparcial como los otros 99».

Los seis republicanos podrían ser Lisa Murkowski de Alaska, Susan Collins de Maine, Pat Toomey de Pensilvania, Ben Sasse de Nebraska, Mitt Romney de Utah y Bill Cassidy de Louisiana, los seis republicanos que rompieron con su partido el martes para votar sobre si el juicio político era constitucional.

Cassidy, enfrentando reacciones violentas entre los republicanos locales por esa votación, descartó la idea de que las quejas del Partido Republicano pudieran influir en su voto, diciendo: «Mi primera lealtad es a la Constitución». Añadió que aún no se ha decidido si votar para condenar a Trump.

«Estoy enojado, molesto», dijo Murkowski sobre el video. «La evidencia que se ha presentado es bastante condenatoria».

En un discurso ante el alboroto del Capitolio, Trump instó a sus partidarios «a hacer oír sus voces de manera pacífica y patriótica», pero también a «pelear como el demonio», «nunca rendirse» y «nunca ceder». Un par de días antes, tuiteó que «La Asamblea Partidista de la Rendición’ dentro del Partido Republicano caerá en la infamia como ‘guardianes’ débiles e ineficaces de nuestra Nación, que estaban dispuestos a aceptar la certificación de números presidenciales fraudulentos». En repetidas ocasiones les dijo a sus seguidores que «¡detengan el robo!».

Durante el motín, Trump trató de llamar al senador de Alabama Tommy Tuberville para retrasar la certificación de su pérdida y dijo que Pence carecía de «coraje para hacer lo que debería haberse hecho para proteger a nuestro país y nuestra Constitución».

Varios republicanos parecieron impresionados por los fiscales de juicio político, después de criticar duramente al equipo de defensa del presidente el martes por carecer de una respuesta coherente.

El senador de Dakota del Sur John Thune, vocero de la minoría y miembro del liderazgo republicano, dijo que los fiscales de la Cámara hicieron un «trabajo eficaz» y estaban «conectando los puntos» entre las palabras de Trump y la insurrección.

Comparte esta noticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *