En 2020, el 12% de las empresas suspendieron trabajadores

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En 2020, por los efectos de la pandemia, la cantidad de compañías con trabajadores suspendidos finalizó el año en 12% del total, lo que representa el doble del promedio histórico registrado por el Ministerio de Trabajo.

Según datos oficiales, en diciembre el índice de suspensiones terminó en su nivel más bajo desde que comenzó la crisis sanitaria. Hacia mayo la cantidad de cesantías temporales llegaron a ser de 8,8 por cada 100 empleados, un récord histórico. En diciembre esa cifra había bajado hasta 2,5 por cada centena. Respecto a la cantidad de firmas que tuvieron que realizar suspensiones, el pico fue de 18% en mayo.

El esquema de suspensiones acordadas con los sindicatos durante la pandemia “ha sido uno de los instrumentos utilizados para sostener el nivel de empleo asalariado registrado, en un contexto de paralización de parte de la estructura productiva”, consideró en un informe la cartera laboral. La cantidad de trabajadores suspendidos pasó de los 773.000 de abril a los 339.000 de noviembre, reflejando una reducción del 56%, según las estadísticas.

“En los primeros de meses de implementación de las medidas de aislamiento social, una proporción relevante del empleo en empresas privadas fue suspendido, sin embargo, junto con la reactivación de la actividad económica y a pesar de la contracción observada en diciembre en el nivel de empleo, se verifica una reducción permanente del personal suspendido desde el mes de junio hasta el último mes relevado”, explicó Trabajo.

Noviembre fue el primer mes del último semestre en que se detuvo la recuperación de puestos de trabajo. En ese mes la variación fue de -0,1%, lo que representó 13.800 menos empleos que en octubre. Con respecto al mismo mes del año anterior, se observa una caída del 1,6%, es decir, casi 200.000 puestos de trabajo menos.

La explicación a ese cambio de tendencia en el mercado laboral está relacionada al empleo “independiente”, es decir a los que son registrados pero no en relación de dependencia. “El trabajo independiente presentó una caída del 1,4% (-33,6 mil trabajadores) en relación a octubre. Esta contracción se explica por la dinámica del régimen de monotributo, que registró una merma de 2,0% en la cantidad de aportantes (-33,3 mil personas)”, explicó un informe oficial.

En los últimos días de enero el Gobierno prolongó la prohibición de los despidos por otros 90 días hasta fines de marzo y ordenó que la obligatoriedad de la doble indemnización se mantenga vigente durante todo el 2021, además de ratificar que el coronavirus será considerado como “una enfermedad profesional” siempre que afecte a un trabajador en relación de dependencia que haya cumplido sus tareas fuera de su domicilio particular. De esta manera, las empresas no podrán echar a sus empleados sin justa causa y por las causales de fuerza mayor o disminución de la demanda de trabajo.

Comparte esta noticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *